Yo fui para Nicaragua por principios, porque para mí la Democracia es un valor, la libertad, la justicia social, siempre han caracterizado mi norte en política.

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Mérida, Williams Dávila, respondió a las acusaciones del Gobernador de la región, Alexis Ramírez, quien lo acusó de agredir al pueblo nicaragüense cuando le fue negado el acceso al vecino país para entregar un acuerdo en solidaridad a la destitución arbitraria de 28 legisladores del Parlamento.

Dávila aseguró que “este gobernador ignorante no está informado que en la sesión del martes 2 de agosto, la AN aprobó un acuerdo de rechazo a la destitución de 28 Diputados de la oposición a la autocracia Orteguista que por la conjura del Consejo Supremo Electoral y un dirigente del  Partido Liberal Independiente (PLI), destituyeron a esos diputados porque no habían votado en elecciones internas de este partido a favor de ese dirigente, que está comprado por la autocracia de Daniel Ortega con vista a las elecciones presidenciales de noviembre de este año en Nicaragua”.

Explicó que el Presidente Ortega, limpia la mesa de opositores que no quiere tener para su segunda reelección en un mandato que tiene desde el 2006. “La economía de Nicaragua sufre en este momento un estancamiento, en virtud de que el consumo ha bajado y eso ha traído tensiones con el sector empresarial y laboral, para nadie es un secreto que la autocracia Orteguista hoy día se complementa con un nepotismo ya que la esposa de Ortega va como candidata a la vicepresidencia de la Republica y eso ha generado críticas que quieren eliminar”.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Asimismo, el parlamentario por Acción Democrática, indicó que el gobernador Ramírez es un ignorante además de incompetente, que “rompe el récord de ser el peor gobernador que Mérida ha tenido desde la Colonia, y que a estas alturas del año 2016, no ha dicho nada en relación a la desaparición del dirigente del proceso Chavista Acedo Mora. Pero, menos moral tiene de hablar sobre el caso de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, cuando sus hordas fascistas golpearon 4 seminaristas hace un mes en la avenida Don Tulio Febres Cordero de Mérida, previa amenaza de quemarlos vivos, de ser desnudados y obligados a correr, sin contar de la destrucción del estacionamiento de la facultad de medicina de la Universidad de Los Andes (ULA) donde hirieron estudiantes y quemaron vehículos de profesores universitarios, contando en estos casos mencionados, con el apoyo tácito del gobernador porque los agentes del orden público no se hicieron presentes, lo que significa que Alexis Ramírez es el Gobernador de la impunidad más hipócrita que Mérida ha tenido”.

Ratificó que “yo fui para Nicaragua por principios, porque para mí la Democracia es un valor, la libertad, la justicia social, siempre han caracterizado mi norte en política y hoy día en Nicaragua lo que existe es una autocracia y un nepotismo que desvirtúa el Sandinismo originario y auténtico, que traiciona los ideales de Sandino y Carlos Fonseca, que hoy Daniel Ortega no representa”.

Finalmente, Williams Dávila aseveró que “tenía que ser solidarios con mis compañeros y con los diputados destituidos en violación flagrante de la soberanía popular, que para mí es un compromiso defenderla donde sea y en cualquier circunstancia”. Prensa WDB