Para este año 2020 con las 50 toneladas de semilla de papa, variedad Única, del tipo registrada que se recolectaron en noviembre de 2019 de la siembra que el Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (Cida), tiene en terrenos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), en Llano del Hato, municipio Rangel del Páramo de […]

Para este año 2020 con las 50 toneladas de semilla de papa, variedad Única, del tipo registrada que se recolectaron en noviembre de 2019 de la siembra que el Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (Cida), tiene en terrenos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), en Llano del Hato, municipio Rangel del Páramo de Mérida, se podrán sembrar unas 350 hectáreas.

La cifra la dio el presidente de esta institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología Pedro Grima, quien recordó que en el OAN cuentan con apenas 10 hectáreas para tal fin, por lo que el resto ya está en manos de productores de la zona y otras áreas, ya que es bastante espacio para producir el tipo Certificada

Hemos estado conversando con productores de Santa Rosa, de Los Nevados, Pueblo Llano, El Valle, que han visto la experiencia y les ha gustado la calidad de semilla, de alta calidad genética, que les garantizará una excelente cosecha”.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Este proyecto es a cuatro años, el Cida lo inició en 2017 y ya van por la tercera vuelta para culminar en 2020, en noviembre, aproximadamente, con la semilla lista para producir papa de consumo, a sembrar en el primer semestre de 2021.

Recordó Pedro Grima el llamado que hizo el presidente Nicolás Maduro el año pasado de unir la ciencia y la tecnología con la producción y él le agrega lo social. “Este es un tema que nosotros nos hemos tomado muy en serio”.

Valor agregado

En el Astrofísico hay más de 20 hectáreas de terreno, de las cuales al menos 10 son aprovechables desde el punto de vista agrícola y hasta ahora se han desarrollado cinco. “Espero que podamos llegar a las 10 este año. Con esas cinco hectáreas hemos producido 50 toneladas de semilla de papa de alta calidad genética que han beneficiado a 21 productores de la zona”.

El valor agregado de esto, es que el Cida ha logrado conformar una Red de Semilleristas con los productores a quienes les vendió gran parte de la semilla producida en 2019. Grima aseguró que las 50 toneladas recolectadas se convertirán en 500, avanzando así hacia la soberanía en simiente de papa.

Además, en el Cida tienen otros proyectos para 2020 en materia se semilla, en otros sitios, lo cual es parte de la política del Punto y Círculo de esta institución donde su personal “mira a las estrellas, pero tiene los pies puestos en la tierra”. (Prensa CIDA/CS).