Pedimos a los organismos internacionales que nos ayuden, pues además de no tener recursos para atender este tipo de contingencia, la emergencia humanitaria compleja que hoy vivimos hacen aún más complicado gestionar soluciones a corto plazo

Por Caraota Digital

Más de siete municipios del estado Táchira se encuentran en emergencia, debido a las fuertes precipitaciones que han caído en la entidad en los últimos días.

La gobernadora Laidy Gómez ofreció un balance desde el sector Santa Elena, municipio San Cristóbal, donde informó que las jurisdicciones afectadas son: Junín, Bolívar, San Cristóbal, Queniquea, San José de Bolívar, entre otros.

Asimismo anunció que en horas de la tarde de este miércoles se instaló el Gabinete de Gestión de Riesgo con la participación de todos los organismos, donde se espera gestionar acciones que permitan atender y ayudar a las familias afectadas de manera eficiente y oportuna.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Gobierno regional presente en Santa Elena

Más de 600 personas de la comunidad de Santa Elena, municipio San Cristóbal, vivieron momentos de angustia y terror a consecuencia del desbordamiento de la quebrada La Zorquera, cuyo cauce arrasó con parte de sus viviendas, enseres, vías de comunicación y el sistema de drenaje.

“Desde la gobernación del estado Táchira a través de los diferentes organismos que conforman los gabinetes de infraestructura y social, se estarán haciendo algunas actividades para garantizar la alimentación de los habitantes de la comunidad, así como también trabajos de remoción de lodo y escombros, señaló.

A través de los organismos de rescate y emergencia continúo Gómez – continuaremos evaluando los daños para levantar los respectivos informes y presentarlos al gobierno nacional, “lo vamos a hacer porque es lo que corresponde, pero si tenemos 5 meses esperando el dinero para la salud, dudo que nos envíen recursos para las emergencias.

El Táchira necesita ayuda, es una realidad, las lluvias están causando estragos en muchas poblaciones, el desbordamiento de La Zorquera ocasionó graves afectaciones en Zorca, Lagunillas y Santa Elena, sin olvidar que Rubio, en Junín, continúa colapsado y otras jurisdicciones también se están viendo amenazadas por la lluvias, enfatizó.

Si las precipitaciones continúan, sentenció la mandataria regional- la entidad seguirá en emergencia y no tenemos un presupuesto óptimo para garantizar atención inmediata en cuanto a reparación y habitabilidad de viviendas a las familias, así como la reparación de las vías y puentes.

Queremos más hechos y menos palabras dijo- hemos coordinado un plan de suministro de agua potable a través de algunos camiones cisternas para garantizar el vital líquido en la zona, las máquinas ya están dispuestas para recoger los escombros y también se han entregado alimentos e insumos a los afectados.

Jornada social

Asimismo, la gobernadora tachirense informó que para el día viernes 14 de noviembre se estará desarrollando una jornada de atención médico-social dirigida especialmente a los niños del sector.

Necesitamos enseres como colchonetas, esterillas, cobijas, sábanas, alimentos, ropa, agua potable, pañales, fórmulas lácteas y todo aquello que requieren estas familias que hoy están viviendo la terrible y triste situación de haberse quedado sin nada, manifestó.

El Táchira es un estado solidario- afirmó y hoy apelamos a la solidaridad de sus habitantes, sabemos que estamos en crisis, pero cualquier aporte cuenta por pequeño que sea.

“Pedimos a los organismos internacionales que nos ayuden, pues además de no tener recursos para atender este tipo de contingencia, la emergencia humanitaria compleja que hoy vivimos hacen aún más complicado gestionar soluciones a corto plazo”, aseveró Laidy Gómez.

Por otra parte reiteró el llamado a dejar de lado la polarización y el proselitismo político en esta tragedia que mantiene angustiados y en zozobra a los tachirenses, es hora de que todos los sectores políticos y gubernamentales unan esfuerzos en favor de la población afectada por las vaguadas en la entidad.

Redacción de DIRCI