Con más de 7,5 millones de hectáreas (ha) destinadas a proteger la biodiversidad, el Gobierno Bolivariano conmemora dos años de la creación del Parque Nacional Indígena y Popular Caura, vitrina de la gestión ecosocialista en Venezuela y el mundo. El emblemático espacio recreacional fue certificado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio […]

Con más de 7,5 millones de hectáreas (ha) destinadas a proteger la biodiversidad, el Gobierno Bolivariano conmemora dos años de la creación del Parque Nacional Indígena y Popular Caura, vitrina de la gestión ecosocialista en Venezuela y el mundo.

El emblemático espacio recreacional fue certificado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) como la zona selvática protegida más grande de la tierra, y ejemplo a seguir en materia de gestión ambiental en áreas protegidas.

Durante su creación, el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, enfatizo que constituye, “el parque nacional más grande del mundo”, y además, “creado en Revolución Bolivariana en la memoria y legado del presidente (Hugo) Chávez”, añadió.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Por su parte, el ministro Heryck Rangel, señaló que este majestuoso reservorio natural se preservará para la humanidad, la flora y la fauna, así como todos los ecosistemas, contribuyendo con el Quinto Objetivo del Plan de la Patria (2019-2025).

Agua, biodiversidad y pueblos indígenas

El Parque Caura se encuentra entre los estados Bolívar y Amazonas, región habitada en su mayoría por pueblos originarios, aunque también viven comunidades no indígenas provenientes de los estados Anzoátegui, Monagas y Sucre.

Esta área protegida, además, posee una fuente valiosa de reservas hídricas por donde fluye el río Caura, sobre un área aproximada de 4.533.600 ha, representando el tercer afluente más caudaloso de Venezuela.

Asimismo, ofrece una gran riqueza en diversidad biológica, donde habitan más de 475 especies de aves, 168 mamíferos, 46 reptiles y 16 de anfibios, en medio de una belleza paisajista típica del Escudo Guayanés, escenario de procesos geológicos con paisajes variados de montaña y planicie.

En cuanto a su vegetación el 90 por ciento de la superficie de esta zona está cubierta por bosques de tierras firmes y montañas, mientras que el resto del área corresponde a arbustales con herbazales tepuyanos y los bosques ribereños.

Vale destacar el aporte del país en su compromiso con la salvación del planeta, colocándose a la vanguardia mundial en la lucha contra el cambio climático con la protección de uno de los pulmones vegetales más grandes del mundo, ubicado en la zona del Caura. //Prensa Ecosocialismo (Minec) / Edwards Mendoza