Dos personas vinculadas con la organización terrorista detonaron cinturones explosivos. Causaron la muerte de 61 personas y más de 200 heridos

El Estado Islámico (EI), a través de la agencia Amaq vinculada al grupo yihadista, reclamó hoy la autoría del ataque suicida que provocó este sábado en Kabul al menos 61 muertos y más de 200 heridos en una manifestación de la minoría étnica hazara, de la rama islámica chií.

“Dos combatientes del EI detonaron cinturones con explosivos entre una concentración de chiíes en la zona de Dehmazang en Kabul”, dice el mensaje difundido por los yihadistas.

El ataque tuvo lugar durante una manifestación convocada por la organización denominada Movimiento Visionario, en protesta por un proyecto eléctrico del gobierno que excluye a una provincia hazara.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Las autoridades habían cercado el recorrido con la colocación de grandes contenedores y la marcha se había dirigido al palacio presencial, aunque el dispositivo de seguridad impidió el paso sin que se produjeran incidentes.

La mayoría de los afectados son chiítas, un grupo minoritario en Afganistán que ha sido objeto de diversos ataques  por parte de los talibanes en los últimos dos años. (El Nacional)