Valecillos aseguró que esta práctica irresponsable se trata de un nuevo “dakazo” populista en lo político, con consecuencias desastrosas en lo económico

Ante el panorama político y económico que surge en esta temporada de Navidad y comienzo de un nuevo año, Gustavo Valecillos, presidente de la Cámara de Comercio e Industria del estado Mérida (Cacoime), resaltó que ya a los comerciantes no les sorprende que el sector gubernamental reincida en sus errores, sin calibrar las consecuencias calamitosas de las experiencias anteriores y actuales.
“La decisión de obligar a comerciantes a vender productos y mercancías al precio que indique un funcionario, por debajo del costo y demostrando una total ignorancia acerca de la actividad comercial, nuevamente llevará a esos comerciantes a la pérdida de su patrimonio, a la quiebra, al cierre de sus negocios y con ello, al incremento del ya alto índice de desempleo, escasez y hambruna”, explicó.
Valecillos aseguró que esta práctica irresponsable se trata de un nuevo “dakazo” populista en lo político, con consecuencias desastrosas en lo económico. Asimismo, indicó que la puesta en circulación de nuevas monedas y billetes de alta denominación, acción necesaria pero retardada, demuestra el fracaso en el control de la inflación y la mega devaluación del bolívar, ahora y a futuro.
Para concluir, el presidente de la Cacoime denunció que el abanico de medidas de orden político y económico, imprescindibles para salvar al país de la debacle total, brillan por su ausencia y resta tiempo de espera. “Ojalá rectifiquen y logren entender que es con la participación activa del sector privado robusto y bajo las leyes universales de la economía, como se reactiva la producción y comercialización de los productos y bienes que demanda la gente. Sólo así se crea riqueza para distribuir”, puntualizó. (Prensa Cacoime/CNP: 11.268)