El origen de este día se remonta al 1 de mayo de 1886, cuando los sindicatos de Estados Unidos obligaron a la patronal a cumplir con las 8 horas diarias de jornada laboral

El lunes, 1 de mayo, se celebra el Día del Trabajador, señalado en el calendario para rendir homenaje a los trabajadores que lucharon y luchan por sus derechos.

Estados Unidos y Canadá son los únicos países que lo festejan en otra fecha, el primer lunes de septiembre.

El origen de este día se remonta al 1 de mayo de 1886, cuando los sindicatos de Estados Unidos obligaron a la patronal a cumplir con las 8 horas diarias de jornada laboral. Su ideal era: 8 horas para trabajar, 8 para dormir y 8 para el ocio.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Los trabajadores que no lo consiguieron convocaron una huelga que acabó con varios heridos y muertos. En su honor, el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional declaró el 1 de mayo Día del Trabajador.

8 horas para trabajar, 8 para dormir y 8 para el ocio

Para rendir homenaje a todos los trabajadores, se han recopilado estas frases de autores célebres que reflexionan acerca de la conciliación de la vida con el trabajo.

– “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Confucio.

– “Más se estima lo que con más trabajo se gana”. Aristóteles.

– “Dichoso es aquel que mantiene una profesión que coincide con su afición”. George Bernard Shaw.

– “La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho”. Edward Salk.

– “El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer”. Oscar Wilde.

– “El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura”. Miguel de Unamuno.

– “Tanto si crees que puedes hacerlo, como si no, en los dos casos tienes razón”. Henry Ford.

– “No cuentes los días, haz que los días cuenten”. Muhammad Ali.

– “Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz”. Cristóbal Colón.

– “El genio comienza las grandes obras, pero sólo el trabajo las acaba”. Joseph Joubert.