Venezuela se conmocionó con la muerte de 33 venezolanos en el naufragio de una embarcación que se dirigía a Trinidad y Tobago. En tal sentido, el régimen de Nicolás Maduro llevó a cabo investigaciones sobre el suceso y aseguró que se ha llevado a cabo una “manipulación política” de la tragedia de Güiria. El Ministerio de Interior, Justicia y Paz […]

Venezuela se conmocionó con la muerte de 33 venezolanos en el naufragio de una embarcación que se dirigía a Trinidad y Tobago. En tal sentido, el régimen de Nicolás Maduro llevó a cabo investigaciones sobre el suceso y aseguró que se ha llevado a cabo una “manipulación política” de la tragedia de Güiria.

El Ministerio de Interior, Justicia y Paz del régimen publicó este viernes los avances de las investigaciones sobre el naufragio del bote “Mis Recuerdos”. Sin embargo, en el comunicado resaltó que un sector se aprovechaba de la tragedia para hacer “manipulación”.

“Rechazamos la manipulación política de sectores extremistas que, sin consideración alguna del dolor de las familias venezolanas que perdieron a sus seres queridos, han utilizado la imagen y memoria de los fallecidos, en su pretensión de afectar la estabilidad del país, así como las adecuadas relaciones de coordinación entre los gobiernos de Venezuela y Trinidad y Tobago”, dijo.

El régimen aseguró que “sectores extremistas” emplearon el fallecimiento de venezolanos para desestabilizar al país. No obstante, el comunicado no precisa si se refiere a dirigentes del Gobierno interino, diputados de la Asamblea Nacional o medios de comunicación en particular.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Sin embargo, el Gobierno interino y las fuerzas democráticas han insistido que el naufragio en Güiria es una evidencia de la crisis migratoria. En tal sentido, apunta que la emergencia humanitaria generó la partida de millones de venezolanos y uno de los medios han sido embarcaciones hacia naciones caribeñas.

Causas de la tragedia de Güiria

Asimismo, el comunicado asevera que la embarcación se hundió por el sobrepeso y el mal tiempo que se registró el 6 de diciembre, cuando zarpó de Güiria. Según esta narrativa, el bote “Mis Recuerdos” tenía una capacidad de ocho personas y un peso máximo de dos toneladas, pero trasladaba a 41 pasajeros y cuatro toneladas.

“Adicionalmente, no contaban con chalecos salvavidas ni los implementos de seguridad necesarios para la navegación; aunado al mal tiempo predominante en la zona para el momento que se produce el accidente”, señaló.

De igual forma, el texto afirma que todos los viajeros no migraban a Trinidad y Tobago, sino que iban a “pasar las fiestas navideñas”. No obstante, sí precisa que “otros iban a trabajar en puestos previamente concertados”.