Una productiva jornada de trabajo cumplieron directivos del Instituto Merideño del Deporte, IMDAFEF, en la capital del municipio Alberto Adriani, para seguir de cerca el funcionamiento del Complejo Deportivo “Carlos Maya”, supervisar la reparación del Tablero de mando de la piscina para su reapertura, y buscar definitivamente una solución a la situación de abandono que […]

Una productiva jornada de trabajo cumplieron directivos del Instituto Merideño del Deporte, IMDAFEF, en la capital del municipio Alberto Adriani, para seguir de cerca el funcionamiento del Complejo Deportivo “Carlos Maya”, supervisar la reparación del Tablero de mando de la piscina para su reapertura, y buscar definitivamente una solución a la situación de abandono que presenta el Estadio “Ramón Gato Hernández”.
El presidente del Instituto, José Yovanny Rojas, en compañía del Director Técnico Guillermo Dallas, del asistente Edecio Altuve y el Director de Talento Humano Franklin Salas, sostuvieron primeramente una reunión con personal del Complejo, y miembros de la Junta Administradora, para conocer casos puntuales y que ameritan solución inmediata, como la piscina, que debe ser reparada en su parte eléctrica en el menor tiempo posible para recuperar la calidad de sus aguas.
Hay que recordar que esta piscina debe estar reparada totalmente y en uso para dentro de un mes ser la sede de la Tercera Etapa del Gran Prix de Natación, evento que arrancó el viernes en el Complejo de Piscinas “Eduardo Álvarez Camacho” de Ejido, organizado por la Asociación de Deportes Acuáticos del estado Mérida que preside el profesor Anthony Pernía, con una segunda etapa en la piscina de Tovar, y la tercera debe realizarse en el Complejo de Piscinas “América Bendito” de El Vigía, dentro de un mes aproximadamente.
Solución para el “Gato Hernández”
Cumpliendo con indicaciones del Gobernador Ramón Guevara, que quiere que el Estadio “Ramón Gato Hernández” no sea para el uso exclusivo de un club, los representantes de IMDAFEF se reunieron con el gerente deportivo de El Vigía FC, Assajad Abouassi, el técnico y dirigente Ramón “Gato” Hernández en representación del Real Vigía FC, de la tercera división y que aspira jugar sus partidos del torneo en el estadio emblemático del municipio, además de Wilson Durán como presidente de la Liga de Desarrollo del municipio Alberto Adriani, el exfutbolista profesional Emilio Guerrero, como nuevo miembro de la Junta Administradora del Complejo, y Balmiro Castro, entrenador de atletismo y doliente de la pista atlética del estadio.
Después de escuchar a las partes, quedó claramente establecido que la responsabilidad plena del estado que presenta el estadio es del equipo de segunda división Atlético El Vigía FC, que lo tiene en comodato y no permite que nadie más lo use desde hace algunos años, ni la Pandemia o la Cuarentena son excusas para tenerlo tan abandonado.
Los argumentos de Assajad Abouassi fueron escuchados, pero no aceptados, porque ni la pandemia, ni la cuarentena ni el hecho de que no hayan jugado fútbol el año pasado en el Estadio “Ramón Gato Hernández” lo excusa de la responsabilidad que tienen de mantenerlo en el mejor estado posible, no solamente la cancha, que sí se esmeran en cuidar, sino absolutamente toda la instalación.
El estado de la pista atlética es deprimente, y el entrenador Balmiro Castro lamentó el hecho de que durante varios años no le hayan permitido a sus atletas usar regularmente la misma, porque de haberla usado y mantenido, no estaría en las terribles condiciones de hoy en día.
Señaló que el atletismo vigíense está colaborando a tratar de recuperar la pista, en el entendido de que es una colaboración, no una imposición, pues esa es responsabilidad del equipo que tiene el comodato.
Por su parte el profesor Ramón Hernández lamentó el hecho de que hasta ahora el equipo que representa no haya podido usar la instalación, pero agradeció al gobernador Ramón Guevara el apoyo que le ha dado a todo el fútbol y también al atletismo al exigir que la instalación sea compartida por los que la necesitan.
En este particular señaló que se deben compartir los gastos entre los dos equipos, pero en partes que correspondan al uso que cada club tenga del estadio, quien más lo use, más paga por su mantenimiento.
Además dieron su punto de vista los miembros de la Junta Administradora del Complejo Deportivo, Emilio Guerrero, Gerardo Mora y César Álvarez, quedando acordado que en adelante el uso del estadio debe ser compartido entre los dos clubes, El Vigía FC y Real Vigía FC, además de permitirle el uso de la pista al atletismo, lo mismo que cederle instalaciones sanitarias y vestuarios, que en los últimos años han sido del uso exclusivo del equipo amarillo y verde, lo que no debe ser.
Por lo pronto se acordó realizar lo más pronto posible una reunión entre las partes, atletismo y fútbol, coordinada por la Junta Administradora, para apurar la recuperación del estadio en toda su infraestructura, no solamente la cancha como se ha hecho hasta ahora, y establecer las condiciones de uso de todos, así como también las responsabilidades que tengan en un futuro en lo referente a su mantenimiento.
Recordó el presidente de IMDAFEF que el Instituto estará muy pendiente de estas reuniones, los acuerdos a los que se llegue y que sean respetados dichos acuerdos, porque de lo contrario habrá que tomar otros correctivos que pueden incluir la eliminación del comodato y la instalación de una junta administradora para el “Ramón Gato Hernández”, que incluiría a todos los que tienen que ver con esta instalación.
Al final de la reunión, tanto José Yovanny Rojas como Guillermo Dallas caminaron por la cancha, la pista atlética y sus alrededores, junto al representante de El Vigía FC, el de atletismo y miembros de la Junta Administradora del complejo, observando con sus propios ojos el pésimo estado en que está.
Inspeccionado el “Oscar Ortega”
Aprovechando su presencia en el Polideportivo, los representantes de IMDAFEF visitaron el Gimnasio “Oscar Ortega”, para ver las condiciones en las que se encuentra y tratar de buscar soluciones.
Revisaron el terrible estado de las instalaciones sanitarias, además de las sedes de alojamiento, y en la cancha observaron el entrenamiento de la escuela de voleibol que entrena en las tardes, conversaron con técnicos y atletas, pidiendo la colaboración en lo referente a la aplicación estricta de las normas de Bioseguridad establecidas por las autoridades competentes, para protegerse ellos y proteger a sus familias.
La cancha debe ser pintada, así como algunas paredes, tarea que puede realizarse en conjunto entre atletas y técnicos de los dos deportes que comparten su uso, como son el voleibol y el baloncesto, junto al personal del Instituto de Deportes, en trabajo de colaboración que es necesario hacer para ahorrar costos. (Prensa IMDAFEF, Ricardo Cabrera, CNP 3.560).