La “carrera contra el tiempo” continuaba el martes en el suroeste de Japón para encontrar supervivientes de las devastadoras inundaciones y deslizamientos de tierra que dejaron al menos 52 muertos y el primer ministro Shinzo Abe dobló los efectivos militares que participan en los rescates. A partir de ahora, más de 80.000 policías, bomberos, guardacostas […]

La “carrera contra el tiempo” continuaba el martes en el suroeste de Japón para encontrar supervivientes de las devastadoras inundaciones y deslizamientos de tierra que dejaron al menos 52 muertos y el primer ministro Shinzo Abe dobló los efectivos militares que participan en los rescates.

A partir de ahora, más de 80.000 policías, bomberos, guardacostas y militares están involucradas en estas tareas, que se realizan bajo la amenaza de nuevas lluvias torrenciales, en grandes áreas de la isla de Kyushu, en el suroeste de archipiélago, según la Agencia Meteorológica Japonesa.

Según Yoshihide Suga, portavoz del gobierno, las lluvias van a continuar al menos dos días.

“Es una carrera contra el tiempo”, dijo Yutaro Hamasaki, un funcionario regional entrevistado por AFP el martes. “Necesitamos acelerar el ritmo porque el tiempo se acaba. No nos rendiremos”, apuntó.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

 

Los ríos desbordados han barrido puentes y transformado caminos en lagos, obligando a los rescatistas a viajar en canoa o helicóptero.

“No pude dormir debido al intenso sonido de la lluvia. He vivido aquí por más de 50 años, pero nunca he visto una lluvia tan fuerte”, dijo Nobuko Murakami, un vecino de 78 años cuya casa fue destruida por deslizamientos de tierra.

Kentaro Oishi, quien generalmente ofrece viajes en balsa a los turistas en Hitoyoshi, un pequeño pueblo famoso por sus aguas termales, dijo a AFP que había sido llamado para ayudar a los residentes bloqueados por el agua.

“He estado haciendo rafting durante 20 años, pero nunca imaginé” navegar por las calles de la ciudad”, apuntó. “Ha sido aterrador ver cómo el nivel del agua subía tan rápido”, dijo.//ntn24america