El presidente Nicolás Maduro no descarta mantener conversaciones directas con su homólogo estadounidense, Donald Trump, si Washington cambia la política que ejerce hacia Venezuela, indicó este lunes 23-S el portal de noticias ruso Sputnik. “Сlaro que sí, si el presidente de Estados (Unidos) Donald Trump algún día decidiera rectificar la política equivocada que heredó de Barack Obama […]

El presidente Nicolás Maduro no descarta mantener conversaciones directas con su homólogo estadounidense, Donald Trump, si Washington cambia la política que ejerce hacia Venezuela, indicó este lunes 23-S el portal de noticias ruso Sputnik.

“Сlaro que sí, si el presidente de Estados (Unidos) Donald Trump algún día decidiera rectificar la política equivocada que heredó de Barack Obama (…) yo estaría dispuesto, nosotros estaríamos dispuestos a iniciar el proceso de conversaciones, de diálogo (…) para intentar establecer una relación de respeto”, dijo Maduro preguntado al respecto en una entrevista con la cadena rusa Rossiya 24.

Maduro opinó que “al presidente (Trump) lo llevaron a una política nefasta” hacia Caracas y aseguró que la misma “ha fracasado”.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Venezuela vive una crisis política, económica y social que se agravó en enero pasado, cuando el presidente Maduro comenzó un nuevo mandato considerado ilegítimo por la oposición, y EE UU decidió apoyar la autoproclamación del líder opositor Juan Guaidó como mandatario encargado del país.

Desde entonces, EE UU ha intensificado las sanciones a altos cargos del Gobierno de Maduro y ha adoptado medidas punitivas de carácter comercial y financiero.

Washington afirma que con esas restricciones económicas busca dejar sin recursos al Gobierno venezolano, aunque Caracas apunta a que las sanciones afectan a todos los venezolanos porque impiden la compra de medicinas y alimentos.

Mientras Washington, la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos reconocen a Guaidó, Rusia, Cuba, China y Turquía, entre otros, consideran a Maduro como el presidente legítimo.