La multinacional petrolera con sede en Italia, ENI, ha anunciado que ha recibido luz verde de las autoridades de los Estados Unidos para descargar el petróleo crudo del OIA de Nabarima, sin infringir el régimen internacional de sanciones.

La multinacional petrolera con sede en Italia, ENI, ha anunciado que ha recibido luz verde de las autoridades de los Estados Unidos para descargar el petróleo crudo del OIA de Nabarima, sin infringir el régimen internacional de sanciones. ENI podrá entonces reparar el buque. La aprobación se recibió de las autoridades de EE.UU. el pasado jueves 29 de octubre de 2020, de acuerdo con el portal especializado The Energy Chamber.

La compañía está ahora esperando la aprobación de PDVSA antes de proceder con la operación.

ENI es socio de la empresa conjunta con la petrolera estatal venezolana PDVSA en el proyecto Petrosucre. Antes de las sanciones internacionales, Petrosucre producía petróleo del campo Corocoro en aguas poco profundas en el Golfo de Paria, y este petróleo era canalizado al Nabarima para su almacenamiento y, posteriormente, su descarga a los petroleros para su exportación. Con la imposición de sanciones, el buque del OIA se ha llenado de petróleo crudo que no se ha descargado.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

EnergyNow sostiene que en los últimos dos meses ha habido una intensa preocupación por la condición del OIA de Nabarima y el riesgo que el buque representa para el medio ambiente si el crudo se derramara.

Una delegación de expertos de Trinidad y Tobago visitó el Nabarima el martes 20 de octubre de 2020 para inspeccionar el estado del buque FSO. En una conferencia de prensa posterior a la visita, el Senador Franklin Khan, Ministro de Energía e Industrias Energéticas de Trinidad y Tobago, informó que PDVSA se había embarcado en un ejercicio para extraer el crudo del buque. Si bien el Ministro de Trinidad declaró que el buque FSO se encontraba en general en condiciones estables, expresó su preocupación por el tiempo que tomaría el procedimiento de descarga y el riesgo adicional que ello entrañaba.

El ENI había anunciado previamente que estaba preparado para llevar a cabo la transferencia de buque a buque utilizando “soluciones de vanguardia” una vez que recibiera la confirmación de las autoridades de los Estados Unidos de que ello se ajustaría al régimen internacional de sanciones.

ENI también ha confirmado que un petrolero de crudo, Delta Captain, que se encuentra actualmente en el Mar Caribe, había sido fletado por ENI para servir su “plan de recuperación de créditos acordado con PDVSA”. Sin embargo, ENI ha informado de que en los dos últimos meses el buque nunca ha entrado en aguas venezolanas y que actualmente se encuentra en aguas internacionales.