Trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) de Mérida salieron a la calle este lunes a protestar por los bajos salarios y a plegarse al paro nacional convocado por la Federación Eléctrica de Venezuela; así lo reseño el portal web El Pitazo. La manifestación  fue en respuesta a la negativa del gobierno de Nicolás Maduro de […]

Trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) de Mérida salieron a la calle este lunes a protestar por los bajos salarios y a plegarse al paro nacional convocado por la Federación Eléctrica de Venezuela; así lo reseño el portal web El Pitazo.

La manifestación  fue en respuesta a la negativa del gobierno de Nicolás Maduro de enfrentar la crisis económica del país y la crisis por la cual atraviesan los trabajadores del sector eléctrico y, por ende, el propio Sistema Eléctrico Nacional.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores Electricistas de la entidad (Sutiesem), Zaida Gil, informó que aproximadamente 400 trabajadores de Corpoelec en Mérida se suman al paro para ser escuchados.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

Dijo que la clase trabajadora no tiene la culpa de la guerra económica. “Nosotros queremos que nos den salarios justos para impedir el éxodo masivo de trabajadores que están huyendo a otros países”, resaltó.

Estimó que más de 18.000 trabajadores del sector eléctrico en todo el país se han ido de Venezuela.

Con  preocupación, Zaida Gil manifestó que la crisis por la que atraviesan los trabajadores es de tal magnitud que en el caso de quienes reparan las líneas de alta tensión (linieros) solo hay 15 personas para atender los municipios de la zona metropolitana de la entidad, mientras que para la zona de El Vigía hay sólo ocho linieros, porque los demás han preferido emigrar que ganar salarios de 350.000 bolívares semanales o dos millones de bolívares mensuales.

En Mérida, el paro de los trabajadores eléctricos se sintió en las oficinas de Corpoelec donde no hubo atención al público, los empleados cumplieron horario de trabajo en cada uno de sus sitios, pero de brazos caídos y en el caso del personal de guardia y de campo, solo atendió las estrictas emergencias, según lo detalló Gil.

La dirigente sindical manifestó que los trabajadores de Corpoelec no son saboteadores y rechazó la campaña de descrédito que ha hecho el propio gobierno, por lo que aseguró que la crisis del sector es por falta de mantenimiento, planificación e inversión y no por los trabajadores con sentido de pertenencia de país y empresa. / | Mérida | El Pitazo