En el municipio Alberto Adriani, el papel de los docentes en la construcción de la ciudad de El Vigía y la entidad político-territorial es indiscutible, y es propicio el momento de la celebración del día del maestro para destacar algunos de los personajes más emblemáticos, en este campo.

Eudes J. Blanco P.*

 

El 15 de enero de 1932, constituye una fecha significativa en la historia educativa venezolana. Es considerada como el inicio de la revolución educativa nacional, cuando por primera vez un grupo de docentes integraron en forma combativa un frente contra la represión y abandono en que se encontraba el país, afianzándose y reafirmándose en la primera convención del magisterio en agosto de 1936 y en la consolidación de la Federación Venezolana de Maestros.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

En el  caso del municipio Alberto Adriani, el papel de los docentes en la construcción de la ciudad de El Vigía y en el fortalecimiento de la entidad política es indiscutible, y es propicio  el  momento de la celebración del día del maestro o del educador para destacar algunos de los personajes más emblemáticos, en este campo.

Se deben resaltar en primer lugar, aquellos maestros que por vocación y en un gesto de generosidad, sin un titulo académico y un nombramiento oficial, hacían de la profesión docente un apostolado. Destacan en este campo en el caso de la ciudad de El Vigía, Martín López, considerado por muchos, como el primer docente de la aldea de El Vigía. Existen diversas versiones sobre su procedencia y su labor. Para algunos provenía de la ciudad de Maracaibo o de cualquier otro pueblo ubicado entre El Vigía y Santa Bárbara del Zulia. Algunas versiones expresan que iba y venia a través del ferrocarril e impartía clases debajo de un árbol; según otros, el personaje se estableció en el sector El Tamarindo, cerca del tanque de agua del ferrocarril, donde instaló una frutería. Independiente de las versiones anteriores, todos los entrevistados coinciden en la calidad educativa  de la labor desempeñada.

Entre otros docentes no oficiales, se encuentran el maestro Olivo en la población de La Palmita, quien compartía esta actividad con su profesión de carpintero. El prestigio y respeto que despertaba en los pobladores de esta aldea, solo se equiparaba con lo valorativo de sus enseñanzas.  Igualmente merece ser reconocida en su labor María Antonia Dávila Ramírez “Toñita”, los alumnos por ella formados estaban capacitados para enfrentar las pruebas de ubicación o  de primaria que eran realizadas por supervisores educativos calificados. Quizás estos tres docentes, ubicados en espacios temporales y geográficos diferentes del municipio, son un excelente ejemplo de muchos otros, que no han trascendido, pero que esperan en el tiempo su justo reconocimiento.

En lo que podemos denominar la educación oficial del municipio, destaca en primer lugar,  doña Josefa Rojas de Salazar, considerada como la primera maestra oficial del municipio Alberto Adriani, en base  a su nombramiento Nº 571, emanado desde Caracas el 16 de Enero de 1.939, con destino a Aroa, como preceptora de la Escuela Federal Primaria de un Maestro, Tipo Especial para caseríos, Mixta Nº 3340. En esta misma escuela ingresa a la docencia el 01 de octubre de 1947, como maestro rural el profesor Rafael Uzcátegui Salazar, quien en 1954 forma parte del personal docente de la Escuela Nacional Graduada Mauricio Encinoso y en 1959 fue designado director de la referida institución, denominada entonces como  Grupo Escolar. No se puede omitir el nombre del profesor Héctor Gustavo Márquez, un docente que habiéndose iniciándose como maestro promotor de alfabetización en 1948, en secuencia de su periplo profesional llega a El Vigía en 1955, como el primer director oficial del Mauricio Encinoso.

La presencia femenina en el magisterio vigiense ha sido decisiva, muestra de dicha labor se pueden destacar dos mujeres que han sido emblemáticas: doña Celsa Romero del Mar y  Doña Carmen Fernández; la primera fue una maestra líder dentro del magisterio, siempre sintió preocupación por el surgimiento del gremio. Organizó en el Grupo Tovar los días sábados una actividad parecida a la actual libre escolaridad, llegó a dictarle cursos de relaciones humanas y sus compañeros docentes. Después de su jubilación se incorporó activamente a la actividad cultural; pero el acontecimiento que cierra su labor con broche de oro, es el haber liderado el movimiento que dio como  fruto la creación en 1992,  de la Unidad Educativa Santiago de Onia, adscrita al movimiento de educación popular  Fe y Alegría.

Por su parte, doña Carmen Fernández, docente vinculada al Mauricio Encinoso, fue una mujer que incursionó y se destaco como dirigente magisterial y política, logro darse a conocer en la zona Sur del Lago por sus gestiones y contactos políticos para resolver problemáticas de carácter administrativo y reivindicativo  de los docentes.

Además de estas dos educadoras, hay que resaltar la labor de otras docentes entre las cuales se destacan: Gladis de Salcedo, Adela Mora de Gutiérrez, Teresa de Arellano, Felicita Gómez, Hilda Palacios, Domitila Briceño, Carmen Morales, Clemencia Briceño, Carmen de Fernández, Corina de Fernández, Hilda Moret de Méndez, Isabel Briceño de Pérez, Rosa de Noguera, Eduvina Bonilla, Romelia Chacón de Vivas, Ofelia Peña de Gómez, Cira Oballes, Rosa Duran, Romelia Molina, Filomena Zerpa, Teresa Dugarte de Torres, Carmen de Salazar, Hilda de Sanabria, Olga Pineda de Santos, Filomena Zerpa Casilda Morillo de Ramírez, Rosa Guerrero, Gladis Rojas, Omaira Blanco de Nava y Tahide Arellano, entre otras.

No se puede dejar de lado la labor de la educación privada, la primera vinculada a la iglesia católica en donde se destacan el presbítero José Ignacio Olivares, quien como primer párroco de la aldea crea la Escuela Parroquial, hoy Colegio Santa Teresita. Su sucesor el presbítero Mario Santiago, también se vincula al campo educativo al asumir la dirección del Liceo Municipal Nocturno Alberto Adriani, creado en 1959, labor que cumplió hasta 1964, cuando la institución adquiere el carácter nacional.

Por su parte la iniciativa privada de carácter empresarial, encuentra como pionero al profesor Estromiro Nieto, quien al ser trasladado como docente a El Vigía, se trae desde Timotes el Colegio Privado y Escuela Técnica Agropecuaria Dr. Ramón Reinoso Núñez. Otro docente, que debe destacarse en esta labor como creador de instituciones privadas, es el profesor Isaac Mexeira, quien en 1970, junto a un grupo de profesores funda el Colegio Privado Simón Bolívar, institución que permaneció en actividades hasta el año escolar 2006-2007 y en 1984 funda el Colegio Privado Andrés Bello, también desaparecido. Otras iniciativa de educación privada fue liderada por los profesores Ramón Rodríguez, Carmen de Portillo e Irse Rondón con la creación del Colegio Rómulo Gallegos en septiembre de 1985 y por su parte la profesora Irse de Jaramillo, crea el colegio Cecilio Acosta.

Por supuesto que son muchos los docentes que escapan de esta referencia, imperdonable no destacar a los profesores Guillermo Briceño y Delibrando Varela, dos ejemplos paradigmáticos,  así como los nombres de: Alipio Mora, Leobaldo Lobo, Luís Alcides Salas, Julio Cesar Manrique, Héctor Viloria, Arecio Arellano, Orlando Cacique, Adelis Nava, Juan de Dios Pimentel, Cecilio Labrador, José Abdon Contreras, Ernesto Rojas y Orlando Medina, entre otros. Hay que hacer mención especial del profesor Antonio Ignacio Rivas, docente vigiense, quien en la tragedia del Puente de la Llovizna, en el estado Bolívar en agosto de 1964, cuando participaba en una convención de la Federación Venezolana de Maestros, salvo muchos de sus compañeros.

Sin lugar a dudas que la gran mayoría de los hombres y mujeres mencionados, algunos fallecidos y otros jubilados, han contribuido en la consolidación del municipio Alberto Adriani y en ellos se refleja el concepto que Bolívar tenía del educador “…hombre generoso y amante de la patria, que sacrificando su reposo y su libertad, se consagra al generoso ejercicio de crearle ciudadanos al Estado que le defiendan, le ilustren, le santifiquen, le embellezcan y le engendren otros tan dignos como él”.

* Historiador – eudesblanc@gmail.com

Matria Vigiense Matria Vigiense Logo

Historias, costumbres y tradiciones del Municipio Alberto Adriani.

Estamos donde usted esta!

Nativo de Rubio, Félix Vega llegó como confinado político a la aldea de El Vigía en el año 1953, para permanecer en ella hasta su muerte. Durante 61 años que habito en El Vigía, fue un hombre promotor de iniciativas de desarrollo para el municipio. Tiene en su haber, el conformar dos de las Comisiones de mayor importancia del siglo XX en el municipio: la de Pro-Elevación a Municipio en 1954 y la de Pro-Elevación a Distrito (1965)

Ver mas...

Personajes

Los que han hecho grande a esta ciudad. - Ver Todo