A partir del mes de Diciembre de 1967 empezamos a reunirnos un grupo de jóvenes vigíenses con la finalidad de sumar esfuerzos, canalizar inquietudes y cristalizar y poner en marcha algunas iniciativas; la principal fue organizar varios eventos relacionados con las festividades navideñas.

Carlos Rangel Moreno*

A partir del mes de Diciembre de 1967 empezamos a reunirnos un grupo de jóvenes vigíenses con la finalidad de sumar esfuerzos, canalizar inquietudes y cristalizar y poner en marcha algunas iniciativas; la principal fue organizar varios eventos relacionados con las festividades navideñas. Pensamos que la manera más apropiada de seguir adelante como individuos organizados era nombrando una comisión que se encargara de programar algunas actividades que le dieran una característica más alegre y distinta a la navidad vigiciana, quitándole la monotonía que traía de años anteriores para que todo el pueblo pudiera participar.

Hicimos un llamado para todos, jóvenes y adultos, estudiantes, trabajadores, comerciantes. Tras la primera reunión conformamos el COMITÉ JUVENIL NAVIDEÑO, que luego se convirtió en EL CLUB JUVENIL PANAMERICANO, que a su vez dio paso al CLUB DE INQUIETUDES JUVENILES. Entre los adultos que nos acompañaban en aquella ocasión cabe destacar la presencia de doña Edima de Batista, Doña Rosa de Noguera. El señor Asdrúbal Becerra, El Prefecto Félix Vega, el Presidente del Concejo Municipal Arturo Rodríguez, el Teniente de la Guardia Nacional Enrique Cordero, El Gerente de la empresa Cervecería Zulia Luis Fernández, el gerente de la empresa Cervecería Polar Humberto Quiñones (Torombolo), El gerente de la Pepsi Cola Hugo Giménez, los Presbíteros Dionisio García y muy especialmente Justiniano López, amigo de El Vigía de grata recordación.

Haga un comentario

Haga clic en este recuadro e inicie o mantenga una conversación de este tema, interactúe con los demás.

De los jóvenes trataré de no nombrar a ninguno porque éramos muchos y quien no mencione se puede sentir molesto. Durante el día las reuniones las hacíamos en la HELADERIA INTERNACIONAL en la Avenida 14 y en la noche en la PLACITA DEL FERROCARRIL. En ese tiempo la casa parroquial funcionaba detrás de la CAPILLA VIEJA, hoy CAPILLA EL CARMEN; y el Padre Justiniano nos cedía un espacio de la casa parroquial para que nos reuniéramos allí. Algunas veces nos reuníamos en mi casa paterna y en la casa de Las Noguera. Una vez fundado el CLUB JUVENIL PANAMERICANO (CJP), alquilamos una vieja bloquera en la Av. 16 al lado de lo que es hoy día  CORPORELEC.

Inesperadamente para todos, el CJP, no sólo despertó un insólito interés en personas de todas las edades, sino que logró que los eventos que organizábamos siempre estuviesen repletos de gente. Todo esto nos colmó de satisfacciones, pero también de despiadados ataques personales y públicos por la radio; desde acusarnos de comunistas y tildarnos de marihuaneros; ellos deseaban ardorosamente que fracasáramos, por el hecho de que no fuimos a sus casas a rogarles y prometerles que aunque no estuviesen presentes, ellos presidirían todos los actos. A aquellos que nos atacaron despiadadamente, los perdono.

Entre las actividades que desarrollamos para deleite de todos los vigíenses, niños, jóvenes y adultos, sin que tuvieran que pagar un solo centavo; estuvieron: Las carreras y gymkanas de Carretillas, carreras de encostalados y patines. Los eventos de Moto-Cross en el Barrio La Playa (hoy Las Acacias). Los premios que se entregaban eran donados por el comercio vigíense.

Los actos en su mayoría se celebraban en la avenida 14, entre la Av. Bolívar y la calle 4. Los fines de semana hacíamos fiestas bailables de los denominados “Templetes”. Hicimos “Verbenas” bailables diurnas en el CLUB CHAMA. En la CASA PARROQUIAL hicimos vendimias, rifas y competencias deportivas.

En Diciembre de 1968 hicimos una fiesta en la vieja bloquera sede del CJP en la Av. 16, con la desaparecida ORQUESTA LA PLAYA de Rogelio Arguello con sus cuatro cantantes: PASTOR LOPEZ, WILLY QUINTERO, BOBY SMALL Y NELSON HENRIQUEZ. La entrada Bs. 20,00, el Whisky suministrado por el señor JUAN DE LA CRUZ MARQUEZ: Bs. 50,00 servido en la mesa con dos pepsicolas y dos sodas (todavía no se había puesto de moda el Agua Mineral) refrescos y pepitos a real cada uno. La parrilla expendida por don HERMES MENDEZ a Bs. 3,00. Hubo coleados y licor de contrabando al mayor. Sin embargo, la fiesta fue un éxito rotundo, a pesar del bestial aguacero que cayó en EL VIGIA durante todo el día. Escampó a las 10 de la noche y a esa hora el CLUB empezó a llenarse de gente.

Era una verdadera feria navideña. Los eventos eran actos muy sencillos con mucho colorido, entusiasmo y alegría. Los asistentes se iban satisfechos para sus casas. Al final de la Jornada empezábamos el baile de despedida o Templete en plena calle. La música siempre era obsequiada por cortesía de DISCO-TIENDA “NUEVO MUNDO” del profesor ALVARO DOMINGUEZ. Para evitar el tránsito de vehículos por el sector, pedíamos los respectivos permisos a la Inspectoría de Tránsito, Guardia Nacional, Prefectura y Policía.

Estábamos libres de influencias políticas, comerciales o de provecho personal. Habíamos muchachos y muchachas asesorados por personas mayores de reconocida solvencia moral. Los eventos se desarrollaron durante los Diciembres de los años 1967, 1968 Y 1969, que fue el último año en que las festividades fueron dirigidas por el CJP.

Luego en 1970 se creó el CLUB DE INQUIETUDES JUVENILES (CIJ) liderado por Chucho Quiñones, Francisco Cuevas y Alirio Ramírez, entre otros; y ese tipo de celebración se ejecutó unas dos temporadas más. Yo estudiaba en Ia UCV y mi Hermano Luis en la ULA. Durante la mayor parte del año estábamos ausentes de El Vigía. Sólo veníamos en Diciembre. Esos dos fogones (los dos Clubes), se quedaron sin nadie que les echara leña y al final se apagaron para siempre.

Colofón: El 20 de Julio de 2009 me fue otorgado el TAMARINDO DE ORO. Lo recibió mi hija Silvia porque yo me encontraba en Caracas. Cuando mi hija me lo entregó, en el silencio de mi apartamento lo alcé y se lo dediqué a: Doña Edima, Doña Rosa, Félix Vega, Asdrúbal Becerra, Arturo Rodríguez, Álvaro Domínguez,  Humberto Quiñones “Torombolo”, al Teniente Cordero, al Teniente Guanipa, a Luis Fernández,  Hugo Giménez,  Baudilio Meneses y a tantos otros personajes que se unieron a la juventud de aquella época para ejercer lo que hoy se llamaría RESPONSABILIDAD SOCIAL. Porque ellos, le entregaron el tiempo de su descanso, al Pueblo de El Vigía ayudándonos a organizar y ejecutar eventos públicos sin fines de lucro a los cuales asistía gente de los pueblos vecinos. Son de grata recordación las muchachas de MESA BOLÍVAR de aquella época Neiva y Astrid, entre otras.

Me despido con un abrazo caluroso para todas aquellas personas que hace cuarenta años estuvieron con nosotros celebrando AQUELLAS NAVIDADES, aunque ya algunos no estén entre nosotros.

* Ingeniero – Este artículo fue escrito en diciembre de 2009. Su vigencia se mantiene intacta en el tiempo.

Matria Vigiense Matria Vigiense Logo

Historias, costumbres y tradiciones del Municipio Alberto Adriani.

Estamos donde usted esta!

Nativo de Rubio, Félix Vega llegó como confinado político a la aldea de El Vigía en el año 1953, para permanecer en ella hasta su muerte. Durante 61 años que habito en El Vigía, fue un hombre promotor de iniciativas de desarrollo para el municipio. Tiene en su haber, el conformar dos de las Comisiones de mayor importancia del siglo XX en el municipio: la de Pro-Elevación a Municipio en 1954 y la de Pro-Elevación a Distrito (1965)

Ver mas...

Personajes

Los que han hecho grande a esta ciudad. - Ver Todo